Encarcelados

encarcelados

Foto: ElMundo.es

 

Países como Venezuela, Colombia, Perú o Costa Rica están unidos por un factor. Tienen las peores cárceles del mundo, en ellas se vulneran los derechos humanos todos los días. Según el diario.es en lo que va de año hay 1.487 presos españoles fuera del territorio nacional cumpliendo condena por tráfico de drogas.

Hace dos años los periodistas Alejandra Andrade y Jalis de la Serna presentaron un programa en prime time llamado “Encarcelados” emitido en La Sexta.  Los periodistas ponían el foco en una problemática, que hasta ese momento, no había sido abordada por los medios de comunicación. El objetivo del programa era mostrar cómo eran las cárceles extranjeras y cómo vivían los ciudadanos españoles. “Encarcelados” reflejó problemas sanitarios, de higiene y hacinamiento.

Los periodistas consiguieron que el Congreso de los Diputados aprobará una ley para mejorar la asistencia de presos en el extranjero. Pero la realidad, es que dos años después de la emisión de “Encarcelados” la situación de los españoles en cárceles donde se vulneran los derechos humanos no ha cambiado. Este es un ejemplo de que el periodismo de investigación junto a la denuncia social puede mejorar la vida de las personas, aunque solo haya sido un pequeño grano de arena.

Narcos 

Todos los españoles presos en el extranjero lo están por un mismo delito, el tráfico de drogas. Los cárteles encuentran en las personas con graves problemas económicos una forma sencilla de mover la droga desde países latinoamericanos hacia Europa. En España tras la crisis económica de 2008 el porcentaje de personas que hacen de ‘mulas’ aumentó exponencialmente, cerca de un 80% de los españoles en prisiones extranjeras están por posesión ilegal de drogas.

En los últimos años el narcotráfico es uno de los negocios más rentables junto con la venta de armas o la trata de personas. Según datos ofrecidos por el Informe anual del Observatorio Europeo de Drogas publicado en 2015, España era  una de las  principales puertas de entrada de la cocaína y heroína en Europa junto a Italia y Reino Unido. El periodista italiano, Roberto Saviano explica en sus libros “Gomorra” y “CeroCeroCero” las diferentes conexiones que se establecen entre Europa y Latinoamérica en el tránsito del nuevo oro, la cocaína.

Más allá del debate sobre el deber de los estados de controlar el tráfico de drogas, estos tienen la obligación de garantizar el buen estado de los presos y de que se cumplan los derechos humanos. En el caso español, esta debería ser una de las principales obligaciones de las embajadas en dichos países, los cuales según programa mencionado solo se ocupan de ofrecer a los presos un listado de abogados y que además se escapa de las posibilidades económicas de la mayoría de los encarcelados. Según el diario.es en el año 2012 los españoles encarcelados en cárceles extranjeras tenían que esperar como mínimo un año para ser repatriados, en el mejor de los casos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s