Ya no soy comunista

pablo iglesias

Foto: teinteresa.es 

Primer asalto, y el entrevistado es Albert Rivera en el Objetivo. Ana Pastor que no defrauda ni la noche de los jueves se enfrenta a él con todo su arsenal de preguntas, Pastor es de esas periodistas que o es amada o es odiada tanto en la derecha como en la Izquierda, y hace lo que mejor sabe hacer “periodismo” .

En la primera entrevista electoral Pastor pone entre las cuerdas a Rivera que ya sabe lo que es pasarlo mal y sudar con un periodista de la Sexta. Entre los temas elegidos el famoso “contrato único” al que el candidato naranja le ha cambiado el nombre porque dice que ”No le entendemos bien”, lo mismo que con la reforma de violencia de género. Si es que los españoles son idiotas como van a entender algo tan complejo. Pero Pastor vuelve a la carga “No ha sido lo único que han cambiado señor Rivera” se acuerdan de eso de subir el IVA a los productos de primera necesidad, pues tampoco lo entendimos bien, vaya. La entrevista sigue en la misma línea combativa, hay quien dice que Pastor es muy pesada y que le gusta interrumpir porque a veces se le va de la manos la repregunta.

La segunda noche electoral viene cargada, Pablo Iglesias cara a cara de nuevo con la Pastor, la primera vez dijeron que ella había ido a pillar, se le nota mucho que es de derechas. Y nada más empezar toma titular: “No me avergüenzo de haber sido un joven comunista” pero Iglesias no se queda ahí y sigue “Aplaudo la labor que está haciendo el ex presidente Zapatero con Venezuela”. Pablo ya no es comunista como “China” Albert, puedes dormir tranquilo, ahora dice que le gusta la socialdemocracia. Pastor sigue repreguntando, porque Rivera no es el único que ha cambiado cosas del programa electoral, se acuerdan de eso de “no pagar la deuda” pues ahora se llama “reestructuración de la deuda”.

O soy yo que estoy muy perdida o algo pasa en Podemos que le han dicho a Iglesias que hay que reforzar votos y rascar por el centro, aprovechando que el Partido Socialista no tiene buenos resultados en las encuestas. Y pasa lo que pasa, que se hace socialista, que disgusto se va a llevar Garzón.

Bueno, ahora solo quedan dos candidatos más que deberían pasar por el trago de una entrevista con Ana Pastor, uno autor de frases célebres como “no es lo mismo que gobiernen unos a que gobiernen otros, dicho de otra forma, es diferente. Y el otro candidato que dice que representa al Partido Socialista Obrero Español.

Anuncios

La tele canaria

RTVC

Foto: Eldiario.es

No  hace mucho leía lo siguiente: ”Negrín señala que para establecer una nueva programación en RTVC son necesarios entre 5 y 6 millones de euros”.

¿Qué le pasa a la sociedad canaria?

Los políticos de turno cada uno en su comunidad autónoma han vapuleado y dejado en la ruina a las televisiones públicas. Cada una de las autonomías con sus peculiaridades han sabido ponerse en pie de guerra para defender algo que les pertenece, no sólo los propios trabajadores del sector periodístico y audiovisual sino la sociedad civil.Vemos casos como el de Telemadrid o el de la Comunidad Valenciana donde las manifestaciones por una televisión de calidad son constantes.

En Canarias esto no pasa, existe una pasividad más que preocupante por este tema.  Y lo que es peor resulta que la llamada “tele canaria” no sólo está en la ruina por la mala gestión de Willy García sino que cada día tiene menos audiencia. Yo lo reconozco, no es que vea mucho la tele, pero cuando la enciendo para conocer las noticias de Canarias no es mi preferida.

Y para mi sorpresa cuando suelo comentarlo entre amigos todos me dicen lo mismo  que solo ponen “parrandas” y películas del oeste. Este es el mayor problema que puede tener una televisión pública, pues su función principal es satisfacer la necesidad de información de los ciudadanos. Y lamentablemente RTVC no la cumple.

Las parrandas y los programas de humor de cierta calidad quizás satisfacían las necesidades de los canarios en el 2003. Pero desde luego en el 2016,  a los canarios que viven en una de las comunidades con más tasa de paro (30%) no les satisface esta parrilla.

Me faltan programas de actualidad, tertulias políticas, me falta más “periodismo” de ese que te explica los casos de corrupción o programas como “Tengo una pregunta para usted”. Mientras sigo soñando con ver a Clavijo, Carlos Alonso, Cristina Tavío o  a Alberto Rodríguez contestando preguntas incómodas tanto de periodistas como de ciudadanos  en la televisión pública. Mientras imagino, siento angustia de saber que no va a pasar.

Porque los canarios aún no son lo suficientemente exigentes con su televisión pública y con sus responsables. Me da un poco de esperanza saber que hay gente que demanda buen periodismo, aunque sea por otras vías, hace poco estaba esperando la guagua y un señor al ver que iba con libros me dijo: “¿Qué estudias mi niña?” me lleve una alegría cuando al responderle que periodismo me contestó: “Eso hace falta aquí, gente que cuente todo lo que hacen los políticos y que destapen todos los casos de corrupción”.